IDENTIFICACIÓN Y CARTILLA SANITARIA

La identificación de nuestras mascotas es un trámite obligatorio y se debe realizar mediante la instauración de un microchip. Este proceso consiste en la inyección de una pequeña cápsula del tamaño de un grano de arroz a nivel del lateral izquierdo del cuello o entre las escápulas.

Si bien esta identificación puede realizarse desde edades tempranas, el Decreto 64/2006, de 7 de marzo, del Gobierno de Aragón, regula que deberá realizarse antes de los 3 meses de edad.

Se trata de un proceso permanente, sencillo y muy importante, la cápsula implantada lleva asignados una serie de números que permiten acceder a la información de nuestra mascota de manera rápida. A través de este dispositivo nos será más fácil poder localizar a nuestras mascotas y evitar posibles abandonos.

Una vez identificado, se entregará al propietario de la mascota una cartilla sanitaria o pasaporte en el cual quedará registrada toda la información de nuestro animal y del propietario así como la relación de las vacunas y desparasitaciones adquiridas a través de los años.